Doblaje de películas: riesgo para los cines

Raúl Bonfil distribuidor independiente de cine japonés y director general de Austral Entertaiment comentó a El Sol de México que en las cadenas Cinemex y Cinépolis ubican sus películas en lo que se conoce como “contenido alternativo” que a diferencia de un estreno comercial, Cinépolis, por ejemplo, abre 50 salas por dos fines de semana por lo que hacer un doblaje les costaría desembolsar mucho dinero.

Bonfil hace un cálculo al tanteo, de la cantidad que recibiría si su película se exhibiera en 100 salas a 100 pesos el boleto, del cual le corresponderían 45 pesos, lo demás se lo queda la cadena de cine, “a lo mucho puedes recibir 450 mil pesos de ganancia de una distribución por 100 salas por dos fines de semana y realmente te termina matando porque el puro doblaje te costaría entre 350 y 500 mil pesos”.

El distribuidor independiente señaló que de hacerse realidad la iniciativa que propone el senador Martí Batres, “migraremos 100 por ciento de nuestros activos a otros países fuera de México y se dejarán de recibir cerca de tres millones de pesos mensuales en impuesto de nuestra parte y empresas asociadas en la industria”.

Aseguró que como distribuidora y empresa privada “simplemente no podemos competir con los altos costos que se manejan para doblar todo el contenido. Simplemente desapareceremos o dejaremos de realizar estrenos en México”.

La gente prefiere el idioma original en las películas alternativas como en el caso de la animación japonesa, “así que las salas con doblaje estarán a menos de la mitad y no serían estrenos rentables”, advierte el distribuidor.

Y señala que a la larga mataría a otras distribuidoras, “porque hay distribuidoras pequeñas que traen contenido de India o de Corea a México y al tener que doblar el material, desaparecerían” por los costos, afirmó.

Apunta que cadenas como Cinemex o Cinépolis no se verían afectadas porque ellas mismas tiene sus producciones de cine alternativo entran a cartelera y llenan los espacios “ellos juegan con los horarios para tener siempre salas y gente en las salas”.

Fuente: El Sol de México

Comparte esta información: