Ese noticiario ya me aburrió

18 marzo 2021

Omar Espinosa

No hay que pensar tanto; si la radio no comienza con la adecuación de sus contenidos, para integrarlos a los nuevos públicos y audiencias, muy pronto perderá grandes nichos para la comercialización de productos y servicios que tradicionalmente se anunciaban a través de las ondas hertzianas y que ahora dirigen sus estrategias en la Internet y las redes sociales. Valga también la recomendación para los formatos de noticias radiofónicas que no ofrecen nuevos conceptos y se vuelven tan predecibles, tanto que las audiencias llegan a olvidar el nombre del conductor de noticias, el de la estación, y hasta el nombre del espacio al aire.

El comercio digital en México creció hasta 320 % durante el 2020, año en el que la pandemia por coronavirus puso en jaque a cientos de grandes empresarios que por mucho tiempo habían apostado a la contratación de espacios en medios convencionales como la Televisión y la Radio; así lo destaca el Reporte 4.0 sobre el impacto de COVID-19 en venta online, realizado por Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), a finales del año pasado. Y la oportunidad llegó para quienes detectaron la situación y distinguieron que nada volverá a funcionar de la misma forma que hasta antes del 18 de marzo del 2020, de tal forma que se pusieron a trabajar en robustecer, mejorar y adecuar sus negocios a los nuevos ecosistemas digitales.

Más del 39 % de los mexicanos escuchamos la radio diariamente, según lo revela la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales, que anualmente realiza el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), lo que significa que al menos hay un nicho superior a los 48 millones de personas que siguen fieles a la escucha del medio que este 2021 cumple 100 años de vida.

Entonces ¿Por qué no renovar los contenidos y adaptarse a las nuevas tendencias tecnológicas? Hay un público cautivo de al menos 25 millones de personas que acceden a escuchar radio especializada por Internet, descargan Podcast en diversas plataformas y buscan sin duda, mejores contenidos que los ya existentes en el dial de su aparato receptor.

No solo en tiempos de emergencia, la radio se convierte en el medio de más uso y confianza para los ciudadanos, sino que de manera casi natural buscamos información actualizada en noticiarios que para no variar siguen teniendo el mismo formato de hace décadas; que no contratan y capacitan a nuevos elementos, jóvenes mujeres y hombres que traen un pulso más actualizado para la interpretación de lo que sucede en su contexto social. Los radiodifusores no le están apostando a renovar sus espacios informativos, ni de opinión, pues en las estaciones seguimos escuchando las mismas voces, que eternamente van de un medio a otro y difícilmente hacen cambios a lo que presentan al aire.

Emisiones de larga (muy larga) duración por las mañanas, otras horas acumuladas por la tarde y la noche, además de los avances que cada hora presentan, siguen siendo los formatos acostumbrados en la inmensa mayoría de las más de mil 800 estaciones de radio del País. Son los noticiarios que ofrecen mayor audiencia de públicos  con capacidad y poder adquisitivo, además, siempre es bueno tener un espacio de crítica, que permita dar a conocer lo que se vive en comunidad, pero que igual otorgue un espacio de poder para la propia emisora, pues el micrófono y sus voces autorizadas, pueden generar cambios en la percepción ciudadana, la opinión pública y la generación de criterios, estos que pueden ser moldeados y utilizados a favor o en contra de quien así convenga.

Aunque sí hay medios que están aprovechando el momento para generar contenidos informativos adaptados a las necesidades y deseos del escucha actual. Irónicamente son los periódicos de circulación nacional como Reforma, el Heraldo y Milenio los que diariamente emiten sus contenidos noticiosos a través de plataformas digitales con la producción de Podcast que sin duda están atrayendo a esa audiencia que busca la rapidez e inmediatez informativa que ya no está encontrando en la radio convencional.

Desde que en 1962, el teórico y filósofo de la comunicación Marshall Macluhan definió que “todos los cambios sociales son el efecto que las nuevas tecnologías ejercen sobre el orden de nuestras vidas sensoriales”, hasta las nuevas teorías contemporáneas sobre la llamada “ecología de los medios” propuesta por el investigador en comunicación y experto en medios digitales Carlos Alberto Scolari, queda claro que la evolución de los medios de comunicación (incluida por supuesto la radio), estará definida en el futuro más próximo por la adaptación a las nuevas propuestas de contenidos especializados en la World Wide Web (www), es decir en la red informática mundial, mejor conocida como “la Internet”.

Nos escuchamos la próxima, en tanto tenga usted, ¡muy buen día!

Facebook: Omar Espinosa Herrera

Comparte esta información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Registro
Facebook
YouTube