Ex presidente de Perú prefiere dispararse, antes de ser detenido

El expresidente de Perú, Alan García Pérez, se disparó en la cabeza al momento de conocer que agentes policíacos se dirigían a detenerlo, por una orden de prisión preliminar por diez días en su contra, por actos de corrupción cometidos en su administración en el caso Odebrecht o Lava Jato.

El estado de salud del exmandatario nacional es muy grave, es intervenido en el hospital Casimiro Ulloa del distrito Miraflores, en la ciudad de Lima, de acuerdo con la ministra de Salud, Zulema Tomás.

La agencia de noticias Andina, informó que la funcionaria dio a conocer afuera del hospital que Alan García se encuentra en la sala de operaciones con “pronóstico reservado”, luego de ingresar a las 06:45 horas de este miércoles con un impacto de bala de entrada y salida en la cabeza.

Un día antes, el defensor de Alan García, Erasmo Reyna, promovió un recurso ante el Poder Judicial para que el Equipo Especial de Lava Jato, liderado por el fiscal José Domingo Pérez, les entregara la información sobre las investigaciones que involucran a su defendido.

En entrevistas con medios peruanos ayer, el ex presidente dijo que actualmente vive como en una prisión, porque tiene impedimento de salida del país: “Si estoy impedido de salir del país, ya es una forma de prisión. Yo no puedo ir a ninguna conferencia ni puedo asistir a ninguna reunión”.

El medio de comunicación “IDL-Reporteros” reveló los últimos días, información y documentos en los que la empresa brasileña Odebrecht confesó que el exsecretario personal de García, Luis Nava Guibert, quien tiene el seudónimo de “Chalán” en el caso que se investiga, habría recibido cuatro millones de dólares en pagos ilegales a través de la Caja 2 de Odebrecht.

Asimismo, revelaron que José Antonio Nava Mendiola, hijo de Luis Nava, quien también es gerente de “Transportes Don Reyna”, recibió pagos ilegales por casi medio millón de dólares de la Caja 2 de Odebrecht, bajo el seudónimo de “Bandido”.

IDL-Reporteros informó que además de Alan García, se ordenó la detención preliminar, por 10 días, de los excolaboradores de éste: Luis Nava Guibert y Enrique Cornejo, así como el allanamiento de domicilios de ambos, además de los de Alan García, José Antonio Nava, Enrique Cornejo, José Luis Menacho, Oswaldo Plasencia y Raúl Torres Trujillo.

Fuente: Proceso

Comparte esta información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Registro
Facebook
YouTube