¿Hacia dónde va la locución en Latinoamérica?

8 enero 2021

Omar Espinosa

Desde que en el año 2017 desapareció en México la obligación de certificarse como locutores, cronistas o comentaristas, se han abierto grandes vacíos en lo referente a la profesionalización de los medios de comunicación todos; desde la radio y la televisión abierta hasta los digitales, donde literalmente “de la nada” surgen personajes que por sí mismos se hacen llamar profesionales de la voz y expresan cualquier cantidad de despropósitos auditivos que afectan no solo la inteligencia de las audiencias, sino la vocación de cientos de mujeres y hombres, que han dedicado su vida a la capacitación y aprendizaje de técnicas con las que puedan ejercer de forma responsable, el ejercicio de la locución.

La problemática se hace patente no solo en nuestro país, sino en la gran mayoría de las naciones de Latinoamérica, en las que no existe una regulación exhaustiva sobre el uso de aplicaciones en Internet y redes sociales, donde precisamente encuentran alojamiento cómodo y próspero, quienes solo buscan algo de fama o protagonismo sin siquiera considerar las consecuencias de sus palabras y acciones, que pueden modificar el pensamiento de públicos que, también hay que decirlo, aceptan todo tipo de contenido sin verificar su procedencia o la de la persona que está emitiendo los mensajes; mucho menos se detiene a investigar si ese “locutor” está autorizado para comentar, aseverar y construir realidades con la palabra oral, los sonidos e imágenes auditivas.

Pensando en la importancia que tiene la profesionalización de la locución en el Continente Americano, es que la Asociación de Locutores de Latinoamérica (ADLLA) inició el 2021 con la firme convicción de generar motivación para el cambio de pensamiento y actuación en el gremio que en muchos países no tiene representación y por lo tanto, las y los locutores pierden oportunidades de obtener mejoras en cuanto a su trabajo y en el reconocimiento de autoridades para lograr que se les reconozca como profesionales y no solo como “hacedores de un oficio”.

Es así que Norma Quevedo, Presidenta de ADLLA, expresó en entrevista para el programa “Puebla Locutores”, que se transmite vía Facebook de la Asociación Nacional de Locutores de México A.C. (ANLM), que ahora mismo se busca la comunicación y contacto con organizaciones educativas en Florida, Estados Unidos, así como institutos y organismos educativos de capacitación en todo el Continente, para darle oportunidades a cientos de profesionales de acreditar sus capacidades, experiencia y conocimientos, a través de la obtención de documentos oficiales y certificados; de igual forma destacó el convenio que se tiene con la academia Voice Academy para que los agremiados a la Asociación de Locutores de Latinoamérica, puedan acceder sin costo, a cursos para aprender o reafirmar el conocimiento en ramas de la locución comercial y el doblaje.

La también ganadora de la “Medalla de Oro” que otorga la Sociedad Argentina de Locutores (SAL), aseguró que su visión al frente de la Asociación es unificadora y de profesionalización para todos quienes se dedican al ejercicio de la locución, pues se trata dijo en la entrevista de hacer comprender al gremio que al estar mejor preparados, es posible hacer respetar la profesión e incluso al momento de cobrar, establecer parámetros que sean respetados por quienes les contratan, pues mencionó que la falta de criterios al respecto de las tarifas en los diferentes países de Latinoamérica, hace muy extensa la diferencia de costos, dejando incluso a muchas voces realmente formadas, fuera de la competencia porque siempre habrá alguien que, sin preparación ni conciencia alguna, malbarate su trabajo y lo ofrezca por cantidades muy reducidas.

Norma Quevedo informó que actualmente se trabaja en la legalización de ADLLA para alcanzar el objetivo de poder representar a locutores en toda Latinoamérica, pues si bien hay países como México que tienen Asociaciones y organizaciones dedicadas a este respecto, hay muchas otras naciones que no tienen siquiera grupos constituidos localmente que permitan dar el paso hacia la formación de competencias, de tal forma que este año dijo, se tiene por meta el formalizarse jurídicamente y consolidarse como una estructura que permita ofrecer certidumbre a quienes se acerquen a ella.

Así que las alianzas corporativas para unificar criterios que ayuden a convertir la locución en una verdadera profesión, es una idea compartida en toda Latinoamérica que sí se puede alcanzar. Ya veremos.

Mientras tanto, le adelanto que la pandemia podría abrir la oportunidad para que, gracias a la digitalización de las comunicaciones, se pueda organizar un encuentro virtual entre locutores de Latinoamérica, un proyecto que, a propuesta de la ANLM, delegación Puebla, podría llevarse a cabo hacia los meses de mayo o junio de este 2021.

Nos escuchamos la próxima, en tanto tenga usted, ¡muy buen día!

Facebook: Omar Espinosa Herrera

Comparte esta información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Registro
Facebook
YouTube