No busques al “Dr. Google”

El médico más popular del mundo es Dr. Google. Es al que todo el mundo acude cuando tiene un dolor: escribe los síntomas en la caja de búsqueda y espera encontrar la enfermedad y la cura. Pero esta conducta puede ser extremadamente peligrosa.

Eso es lo que ha encontrado un estudio llevado a cabo en Australia y que ha sido publicado en la revista Medical Journal of Australia.

Mucha gente recurre al ‘Dr. Google’ en busca de un diagnóstico en función de sus síntomas de salud y busca asesoramiento médico, pero los verificadores de síntomas en línea solo son precisos aproximadamente un tercio de las veces, según una nueva investigación de la Universidad Edith Cowan (ECU) publicada hoy en el Medical Journal of Australia y que recoge Medical Express.

El estudio analizó 36 verificadores de síntomas internacionales con presencia en Internet y que aparecen en la primera página de resultados de Google y descubrió que producían el diagnóstico correcto como el primer resultado solo el 36% de las veces, y dentro de los tres resultados principales el 52% de todas las ocasiones.

Pueden parecer porcentajes altos pero no lo son. Y menos si estamos hablando de un tema tan delicado como la salud. La investigación también encontró que el asesoramiento brindado sobre cuándo y dónde buscar atención médica era preciso el 49% del tiempo.

Se ha estimado que las búsquedas relacionadas con la salud de Google ascienden a aproximadamente a 70.000 por minuto en todo el mundo.

La autora del estudio, Michella Hill, asegura que que los hallazgos deberían hacer reflexionar a la gente. “Si bien puede ser tentador utilizar estas herramientas para descubrir qué puede estar causando sus síntomas, la mayoría de las veces no son fiables en el mejor de los casos y pueden ser peligrosos en el peor”, dijo.

Los verificadores de síntomas en línea solicitan a los usuarios que enumeren sus síntomas antes de presentar posibles diagnósticos. El consejo de selección es si, o qué tan rápido, el usuario debe ver a un médico o ir al hospital.

El efecto ‘cibercondria’

Según la Sra. Hill, los verificadores de síntomas en línea pueden proporcionar una falsa sensación de seguridad. “Todos hemos sido culpables de ser ‘cibercondríacos’ y de googlear a la primera señal de una molestia o dolor de cabeza”, dijo.

“Pero la realidad es que estos sitios web y aplicaciones deben ser vistos con mucha precaución, ya que no miran la imagen completa, no conocen su historial médico u otros síntomas”.

“Para las personas que carecen de conocimientos sobre la salud, pueden pensar que el consejo que reciben es preciso o que su condición no es grave cuando puede ser”.

Fuente: Yahoo Finanzas

Comparte esta información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Registro
Facebook
YouTube