Perdonan la vida a mexicanos en Malasia

El sultán de Johor, en Malasia, conmutó la pena a los hermanos por una sentencia de cadena perpetua y librarán la horca.

Los tres hermanos fueron detenidos el 4 de marzo de 2008 en una fábrica del parque industrial de Senai, en la ciudad de Johor, Malasia.caso de que no lo tengas habilitado tu navegador.</div></div>

Los mexicanos insisten en que solo trabajaban como personal de limpieza y desconocían que se procesaba droga en la fábrica. En abril de 2015, la Corte Federal de Malasia confirmó la pena de muerte para Luis Alfonso, Simón y José Regino González Villarreal, mexicanos acusados de narcotráfico.

La última esperanza para los mexicanos era acudir con el sultán, Ibrahim Ismail Ibni Almarhun Iskandar Al-Haj, quien es el único que puede conmutar o perdonar un delito. La Secretaría de Relaciones Exteriores comunicó sobre el cambio en la sentencia.

A lo largo de estos siete años, la Cancillería y su embajada en Malasia han brindado protección y asistencia consular a los connacionales y sus familiares. La familia González Villarreal se le ha informado de manera permanente acerca del desarrollo del caso y de la situación física y anímica de los detenidos.

Para la defensa de los mexicanos, se han argumentado graves faltas al proceso como la desaparición de evidencia que prueba su culpabilidad, así como malos tratos o la falta de un traductor, hechos que violan los derechos humanos de los hermanos.

Fuente: Excélsior


Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Registro
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
A %d blogueros les gusta esto: