Periodismo tradicional Vs redes sociales

10 abril 2020

Omar Espinosa

Consolidarse como periodista en los medios de comunicación es un asunto de tiempo, perseverancia, sacrificio y constancia entre otras cualidades que por supuesto van de la mano de la permanente capacitación, pues si bien la experiencia se gana con el pasar de los años, también es necesario actualizarse para acoplarse a lo que los nuevos públicos van exigiendo. Las generaciones vienen empujando y obligan a quienes ya tienen lugares ocupados a su actualización, pero también comprendiendo que esos espacios pronto se tendrán que dejar para dar paso a propuestas frescas. La realidad es clara, hay que aceptar que la técnica periodística se transforma con la disrupción tecnológica, que irremediablemente les ha alcanzado y que si no se renuevan, están condenados a morir.

Las nuevas tecnologías digitales pueden ser un peligro para los conductores de noticias, empresarios de radio y televisión, reporteros, periodistas, locutores y en general a quienes dedican su vida profesional a la difusión de información de manera tradicional, pues corren peligro inminente de quedar rezagados y verse obligados a jubilarse quizá antes de tiempo. La conjunción de experiencia de quienes ya recorrieron camino, con la utilización efectiva de las grandes plataformas para convertirlas en herramientas generadoras del cambio social a una velocidad inimaginable, podría transformar significativamente el pensamiento global de los consumidores de noticias, haciéndolos más responsables en la toma de sus decisiones y en la generación de un criterio social. Sin embargo la realidad es otra y seguimos viendo cientos de medios informativos en redes sociales, que no cumplen siquiera con lo mínimo para la transmisión de información, como lo es responder al qué, quién, cuándo, cómo, dónde, por qué y ya ni hablar de que realicen esquemas de periodismo de investigación profunda y responsable.

Las redes sociales son el más claro ejemplo de lo rápido que un mensaje logra influir en la decisión de un individuo, quien en pocos minutos de exposición ante la pantalla de un celular, una computadora o cualquier dispositivo móvil es bombardeado con decenas o cientos de palabras, frases, videos, audios, memes e imágenes que le pueden hacer cambiar sus sentimientos, creencias o gustos; que le llevan a confundir lo que sucede en su entorno más próximo y en casos extremos dejar por consecuencia la pérdida de valores, cultura y tradiciones adquiridas en el seno de la familia y desde niños. Un riesgo que el verdadero periodista responsable no debe permitir.

Hoy que el mundo sobrevive a una pandemia de potencial peligro para la salud de la humanidad, los medios de comunicación digital se han convertido en prácticamente la fuente de información más inmediata de cómo se va presentando en el mundo entero la enfermedad del Covid-19 y podemos ver en YouTube, Facebook y Twitter principalmente, notas que van desde cifras oficiales, comunicados institucionales cápsulas informativas de agencias internacionales, hasta la desinformación con la transmisión de comentarios irresponsables, noticias falsas y rumores  de personas que solo buscan obtener atención de los cibernautas, pero que transmiten datos o hechos no verificados, dejando expuesta la confusión de aquellos que se van con lo primero que ven y dan por cierto lo que aparece en sus pantallas.

En el mundo existimos más de 2 mil 900 millones de usuarios de redes sociales, que hoy más que siempre, las estamos utilizando de manera constante ya sea para buscar información de la pandemia o bien para tratar de distraernos en estos tiempos de cuarentena, lo importante siempre es estar alertas y cotejar lo que vamos a consumir. Cabe decir que precisamente para evitar desinformación generalizada, tanto Facebook, como Twitter e Instagram, han desarrollado ciertos filtros para que el usuario, al tiempo de hacer una búsqueda con la palabra Coronavirus o Covid-19, aparecerá un mensaje que dice: “Conozca los hechos. Asegúrese de tener la mejor información sobre el coronavirus (COVID-19). Conozca los recursos disponibles de la Secretaría de Salud en México” y un botón para re direccionarse a la cuenta oficial de la dependencia.

La recomendación es ahora para que cuando veamos cualquier información que aparece en nuestro dispositivo móvil, pequemos de curiosos y tratemos de buscar para confirmar en otros medios digitales o tradicionales como la radio y la televisión, así lograremos tener un panorama más amplio de lo que buscamos entender como realidad, esa que no tiene ningún comunicador, ya sea de la vieja guardia o de nueva generación.

Nos escuchamos la próxima, en tanto tenga usted ¡muy buen día!

Twitter: @OmarEspinosaH

Comparte esta información: