¿Sabes reconocer noticias falsas?

1 mayo 2020

Omar Espinosa

Ya nos dijeron que la peor parte de la pandemia para México está sucediendo ahora mismo, mientras usted lee esta colaboración. Serán al menos tres semanas más de insistir a la sociedad que se quede en casa y que si no es posible que cumpla con todas las medidas para protegerse de un eventual contagio. Durante este tiempo estaremos igualmente expuestos a información que puede peor contagiarnos de datos falsos, miedos, expectativas erróneas, sucesos extraordinarios. Y todo dentro de nuestro propio celular, computadora o tablet. No obstante, para este virus de la desinformación existe una vacuna con la que podemos protegernos de forma muy sencilla. La cura consiste en “verificar” todo lo que leamos, veamos o escuchemos.

“Para ser periodista hace falta una base cultural importante, mucha práctica, y también mucha ética. Hay tantos malos periodistas que cuando no tienen noticias se las inventan”. Así lo escribió Gabriel García Márquez, en una de sus columnas de opinión publicadas en el diario español El País, a mediados de la década de los 90, del siglo XX.

La descripción que se tiene hoy del periodismo, es la de ser un oficio que integra la recopilación de información, noticias y datos en torno a hechos de interés público, de tal forma que la responsabilidad de los nuevos profesionales de la escritura informativa está basada en aspectos que van de la ética a la técnica para la reconstrucción de narrativas que expresen realidades de carácter social, político, deportivo, económico, cultural y prácticamente de cualquier tema que involucre la participación humana.

Las redes sociales han permitido que hoy cualquier persona pueda compartir información de forma inmediata y de rápido consumo por quienes están del otro lado de la pantalla de un dispositivo móvil, pero ¿qué tan confiable es lo que estamos recibiendo? Resulta que mucha de la información que circula en Facebook, YouTube y Twitter busca captar la atención de una audiencia cautiva con la que se puedan alcanzar metas de visualización, likes y por supuesto la monetización de sus publicaciones, es decir que en muchos casos lo que vemos tiene una producción determinada para conseguir ganancias monetarias.

De tal forma que si queremos estar bien informados, generar un criterio propio y por consecuencia poder tomar decisiones, lo mejor es verificar lo que consumimos, así como cuando comparamos los productos en el mercado o en el centro comercial, pues lo que vamos a consumir nos puede hacer daño, al menos y en lo que respecta a las redes sociales, dañar nuestro pensamiento y conocimiento general. ¿Qué podemos hacer? Pues aplicar un poco de pensamiento crítico e invertir unos cuantos minutos para después hacer un juicio de la información. Aquí le comparto seis consejos básicos y sencillos para evitar ser contagiados por el virus de las noticias falsas o fake news.

Primero. Siempre hay que dudar cuando leemos un titular muy escandaloso, exagerado o sorprendente, en mayúsculas o con signos de admiración.

Segundo. Evaluar la fuente de la que proviene la noticia y es sencillo hacerlo, solo hay que observar el tiempo de vida del medio en la red social, el número de seguidores y la frecuencia con la que publica información.

Tercero. Estar atentos a los videos y fotografías, pues en muchas ocasiones no corresponden al lugar correcto donde supuestamente ocurrió el hecho, trate de comparar la imagen en otras cuentas y medios en línea.

Cuarto. Verificar la fecha en la que se publicó la información, pues puede ser que corresponda incluso a años anteriores.

Quinto. Importante es consultar otras fuentes en la misma red social y esto se hace escribiendo en el buscador la información principal para que inmediatamente se despliegue una lista en la que aparecerá la información publicada.

Sexto. Hacer uso de Google, escribiendo igualmente la noticia de la que tenemos duda y aparecerán muchos más resultados que éste buscador ya ha verificado.

En estos tiempos de incertidumbre cualquier engaño puede resultar más fatal que el propio Coronavirus, así que si está haciendo uso de las redes sociales y no es un periodista de carrera, la recomendación es no compartir la información que nos cause duda o que no podamos verificar, lo mejor siempre será estar seguros tanto de lo que consumimos, como de lo que producimos en redes sociales ¿no lo cree?

Nos escuchamos la próxima, en tanto tenga usted ¡muy buen día!

Twitter: @OmarEspinosaH

Comparte esta información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Registro
Facebook
YouTube