A 37 años del IMER

La radiodifusión en México comenzó en los años veinte. Las primeras transmisiones eran notablemente diferentes a las de ahora. Al inicio sólo se hacían experimentos radiales de interés político y comercial, no había programas como los que conocemos en la actualidad.

Hoy vamos a remontarnos a los inicios del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), que desde su operación se ocupó de presentar contenidos radiofónicos de interés y de ser representante de la Radio Federal.

El 25 de marzo de 1983 en el Diario Oficial de la Federación se decretó la creación del: Instituto Mexicano de Televisión (IMEVISIÓN), del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) y del Instituto Mexicano de la Radio (IMER).

Desde aquel año, el nombramiento y destitución de los directivos de cada institución quedó a cargo del presidente de la República, que en ese momento era Miguel de la Madrid y para el IMER designó como primer director a Teodoro Rentería Arróyave.

El IMER comenzó labores un 23 de marzo de 1983 con una misión educativa, según se publicó en EL UNIVERSAL el 27 de febrero de 1984, cuando su director dijo que la Radio tenía un cometido formativo y de ahí la responsabilidad y la misión que tenía esta institución.

Advertía que ese fin era el que trataban de cumplir los programas producidos por el IMER, dirigidos a niños, jóvenes, ancianos, mujeres, obreros y campesinos. “El Instituto ya tiene convenios con la SEP, el INBA, el Conacyt y la UNAM, para ampliar su presencia educativa”.
 
El Instituto Mexicano de la Radio tiene la característica de ser un Organismo Público Descentralizado, con la finalidad de contribuir al fortalecimiento de la integración Nacional, el mejoramiento de la comunicación radiofónica y el esparcimiento de la población.

En sus inicios estuvo ubicado en la calle de Mérida 255, colonia Roma, posteriormente pasó a  la calle Doctor Barragán número 642, Colonia Vértiz Narvarte hasta septiembre de 1985, cuando debido a que el sismo del día 19 de aquel año ocasionó su derrumbe, tuvo que trasladarse a la calle de Margaritas número 18 de la hoy alcaldía de Benito Juárez.

El siguiente paso fue reubicarse en la calle de Mayorazgo 83, Colonia Xoco, de la misma alcaldía, donde actualmente se localiza y que fue una donación de la Sociedad de Autores y Compositores (SACM), según contó Jesús Guillermo González Urbán, jefe del Departamento de Programas Interinstitucionales, del IMER.

Este Instituto cuenta con cuatro estudios de grabación: el A, B, B “junior” y el C, este último nombrado Ernesto de la Peña; el primero de ellos es considerado el más grande de Latinoamérica, según comentan sus trabajadores.

En este lugar se presentaron variadas personalidades nacionales e internacionales de la cultura y el mundo artístico que ofrecieron múltiples conciertos gratuitos para el público en general.

Recientemente, en este estudio se interrumpieron los conciertos por falta de mantenimiento, pero se espera que sea abierto al público y a los artistas luego de una remodelación.

Como se mencionó, el inmueble de Mayorazgo fue una donación de la SACM, este  terreno tenía de origen los estudios de grabación en pie, lo que se construyó fue la torre de radiodifusoras desde donde se transmite Reactor 105.7 y Opus 94.5 de Frecuencia Modulada (FM), por mencionar sólo algunas.
 
Buena parte de lo que distingue al IMER de otras emisoras es la variedad musical y de contenido que ha ofrecido desde sus inicios. Además de contar con una de las emisoras más antiguas de México: la XEB y haber transmitido hace décadas la Hora Exacta. Hoy el programa más conocido que difunde en el país es La Hora Nacional.

Fuente: El Universal

Comparte esta información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Registro
Facebook
YouTube