Para evitar fuga, niegan al “Chapo” Guzmán salir al patio de la cárcel

Un juez federal de Nueva York rechazó al Joaquín “El Chapo” Guzmán, que pueda salir dos horas a la semana al patio de la cárcel donde se encuentra.

Según el magistrado Brian Cogan, esto con el fin de evitar un posible escape de la prisión o cualquier orden de ataque.

El pasado mayo, el Chapo había solicitado a través de sus abogados dos horas de patio a la semana, acceso al resto de encarcelados, tener la posibilidad de comprar seis botella de agua a la semana y tapones para los oídos para “aliviar el dolor” de oído que sufre y para que le puedan ayudar a conciliar el sueño.

Cogan ha rechazado todas las peticiones formuladas por el líder del cartel de Sinaloa, que lleva 27 meses en una celda de confinamiento en el Centro Penitenciario Metropolitano de Nueva York.

La Fiscalía se había opuesto por considerar que el líder del cartel de Sinaloa busca una oportunidad para fugarse.

La defensa insistió en que la reclusión de su cliente en una celda sin ventanas de una dimensión de 3 x 2,5 metros y con la luz permanentemente encendida “viola la prohibición de la Octava Enmienda de castigos crueles e inusuales, así como las normas fundamentales sobre la decencia humana”.

En este sentido, el juez sostiene que estas condiciones responden al historial específico del Chapo “que incluye dos fugas de prisión” y a sus crímenes, entre los que citó haber dirigido el cartel de Sinaloa desde prisión y haber estado implicado en numerosas conspiraciones para asesinar a sus enemigos.

Los abogados de Guzmán también habían hecho alusión a la buena conducta del preso para justificar la satisfacción de sus demandas. Sin embargo para el juez el “comportamiento ejemplar” del Chapo es una “directa consecuencia de sus estrictas condiciones de confinamiento”.

Los abogados habían argumentado que a Guzmán solo se le permite una hora de ejercicio en otra celda del interior de la prisión de lunes a viernes con una bicicleta estática, lo que limita su acceso al aire libre o a la luz natural.

El Gobierno señaló entonces que el único lugar exterior apto para presos de alto riesgo en el centro en el que se encuentra es un área en una azotea cubierta por una malla de alambre que ya fue escenario de un fallido intento de fuga en 1981 en el que dos reos armados se enfrentaron a unos 100 policías.

Fuente: Debate

Comparte esta información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Registro
Facebook
YouTube