Raras formas de contagiarse

No solo son extrañas las patologías, también existen formas curiosas de contagio. Desde la transmisión de cáncer de un parásito a un humano, hasta enfermedades de transmisión sexual que se desarrollan en los ojos, entran en esta lista. Aunque parezca increíble, hay distintas maneras de adquirir una patología, algunas muy llamativas y otras insospechadas. En todos los casos, es necesario un control médico estricto, así como un seguimiento preciso al tratamiento. La fatiga, acompañada de fiebre, tos y pérdida de peso, pueden ser síntomas comunes en distintas enfermedades. Pero en un caso particular fueron motivo de alarma.

Todo inició con un VIH no tratado por casi una década. El paciente contrajo un parásito denominado Hymenolepis nana que se alojó en su estómago. Al iniciar el tratamiento los médicos encontraron en el cuerpo del hombre varios tumores, repletos de ADN de la lombriz solitaria, o tenia. La muerte del enfermo se produjo por las complicaciones derivadas del cáncer y su condición de portador del VIH. El mecanismo de transmisión de las células cancerígenas de un parásito a un humano aún está en estudio. Es un caso inusual que fue muy real.

Otras formas curiosas de contagio de enfermedades están relacionadas con la aparición de Enfermedades de Transmisión Sexual en los ojos.  Los casos registrados tienen como característica recurrente, aunque no exclusiva, la presencia del Virus de Inmunodeficiencia Humana.

La sífilis ocular es una derivación de la sífilis no tratada. Una persona que padezca la ETS durante años puede desarrollar neurosífilis, una infección del cerebro o también de la médula espinal. Sus síntomas son enrojecimiento de los ojos, pérdida de la visión o visión borrosa. Puede desencadenar en ceguera si el paciente no es tratado adecuadamente.

Es importante que cualquier persona portadora de sífilis que presente síntomas en los ojos acuda al médico. Los daños en el nervio craneal pueden ser permanentes. Tomando en cuenta que los ojos son membranas mucosas, susceptibles a virus y bacterias, su cuidado debe ser extremo. Esto es particularmente importante cuando se es portador no solo de sífilis, también de gonorrea y clamidia.

Fuente: Ok Diario

Comparte esta información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Registro
Facebook
YouTube