Sosapach y comunicación social: los consentidos en Cholula

19 noviembre 2021

Omar Espinosa

El niño medroso de la improvisada dirección de comunicación social en San Pedro Cholula, se despertó un día, se paró frente a su espejo que compró en Aurrera por 175 pesos y se dijo a sí mismo: “mi mismo, vamos a ver cómo metemos en problemas a la Presidenta Municipal” y “pum” que decide generar una estrategia para que la alcaldesa Paola Angon Silva rompa con los medios de comunicación. Y le salió.

Francisco Sánchez Cervantes (“Paquito”, pa sus allegados), se apresura cada día para sentarse en la silla de la oficina de prensa municipal y hacer como que atiende a los medios, manda boletines por WhatsApp y…. y… y ya.

La Alcaldesa se mantiene cada vez más lejana de las y los representantes de los medios de comunicación, a quienes trata mal, no les responde o hasta los deja plantados, porque su director de comunicación social le ha recomendado tener un “bajo perfil” y la presidenta que tampoco sabe estos menesteres de la prensa (nunca lo ha sabido), piensa o cree que eso es lo correcto.

Como lo dije en una entrega anterior en este espacio y hoy confirmo: “de improvisados está lleno el mundo de la mediocridad” y tal parece que la ineptitud se ha convertido en la epidemia de la nueva administración cholulteca, pues por las mismas de la espontaneidad administrativa anda el Director del Sosapach José Luis Carpinteyro Lazcano, que se la pasa en eternas reuniones para que le expliquen una y otra vez cómo funciona el Sistema Operador, pero nomás no encuentra acomodo de las piezas del puzzle que le entregaron. Lo que sí sabes es acompañar a la Presidenta para tomarse fotos.

Con un pasivo superior a los 275 mil pesos por pagos atrasados a diversos proveedores, así como a medios de comunicación y en riesgo de que esos contratos firmados y comprometidos, sean requeridos legalmente, Carpinteyro Lazcano ha prometido que no sabe cuándo pero que “van a ver” de dónde y cómo hacen para pagar, sin embargo, se la pasa asegurando que no hay dinero disponible, porque la anterior administración los dejo en ceros y se llevaron hasta la televisión de la dirección. Entonces ¿para qué promete?

Y si están en ceros, entonces no hay dinero, no solo para pagar compromisos signados, sino que, el Sosapach está en riesgo del colapso financiero y por tanto de fallar en su operatividad para cualquier trabajo de reparación de fugas, desazolve y saneamiento. Un día de estos, Cholula se queda sin agua potable o se inundan las calles. Los cerca de 250 trabajadores del Sistema se van a quedar sin pago la próxima quincena porque ni para la prestación de aguinaldo hay dinero. Es tan evidente la falta de capacidad demostrada, que hasta pena ajena da.

Paola Angon debiera saber que en su gobierno no hay, ni habrá amistades, menos caben las lealtades. El amor no tiene lugar entre las paredes de sus oficinas, que aún guardan olor a eficiencia gubernamental; fragancia que se va degradando de a poco con el hedor de la inoperancia e ineficiencia.

Al final del día, “no hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague”.

Nos escuchamos la próxima, en tanto tenga usted, ¡muy buen día!

Facebook: Omar Espinosa Herrera

Comparte esta información: